Estudio SPRINT: Tratamiento intensivo de HTA salva vidas

SPRINT
Alrededor de 610,000 de estadounidenses mueren de enfermedad cardíaca cada año. El estudio Systolic Blood Pressure Intervention Trial (SPRINT) determinó que la disminución de la presión arterial a menos de 120 mmHg en comparación con 140 mmHg redujo el ataque cardíaco, el accidente cerebrovascular y la muerte. Los datos recientemente publicados de la Encuesta Nacional de Exámenes de Salud y Nutrición confirman los beneficios de salvar vidas del tratamiento intensivo basado en los resultados de SPRINT para adultos estadounidenses.

Los investigadores de la Universidad de Utah utilizaron datos de la Encuesta Nacional de Exámenes de Salud y Nutrición de 1999 a 2006 realizada por el Centro Nacional de Estadísticas de Salud para centrarse en alrededor de 2000 individuos que cumplían con los criterios de elegibilidad de SPRINT. Los investigadores usaron esos datos para proyectar que el tratamiento intensivo basado en SPRINT para pacientes en riesgo podría salvar potencialmente 107.500 vidas cada año. SPRINT concluyó que los pacientes deben trabajar para lograr una presión arterial inferior a 120 mm Hg en comparación con el nivel previamente aceptado de 140 mm Hg. El ensayo encontró que la aplicación del régimen intensivo de presión arterial podría resultar en una reducción del 27% en la mortalidad. Para lograr una presión arterial de 120 mm Hg o menos, es probable que los pacientes tengan que tomar varios medicamentos y visitar a sus proveedores de atención médica con más frecuencia.

¿Deseas conocer el estudio donde se publicaron estos datos? Visita en el siguiente enlace: SPRINT

AASM: Nueva guía para el manejo del Insomnio (14 recomendaciones)

Insomnia

Una guía de práctica clínica recién publicada es la primera de la American Academy of Sleep Medicine para proporcionar un análisis basados ​​en la evidencia de los agentes individuales comúnmente utilizados en el tratamiento del trastorno crónico del insomnio. La directriz no recomienda un fármaco sobre otro puesto que se han realizado pocos estudios de eficacia comparativa entre estos agentes. Esta guía, publicada en el Journal of Clinical Sleep Medicine, incluye 14 recomendaciones específicas para los agentes individuales, incluyendo medicamentos recetados como zolpidem y eszopiclona así como medicamentos de venta libre como la difenhidramina e inclusive suplementos dietéticos como la melatonina y la valeriana.

Cada recomendación sugiere si los médicos deben o no deben usar el fármaco individual para el insomnio de inicio del sueño o el insomnio para el mantenimiento del sueño, en lugar de ningún tratamiento. Los autores señalaron que los datos disponibles para apoyar estas recomendaciones son aún algo inciertos por la falta de evidencia. Como resultado, la fuerza de cada recomendación se clasifica como “débil”. La guía enfatiza que los medicamentos para el trastorno crónico del insomnio deben considerarse principalmente en pacientes que no pueden participar en la terapia conductual cognitiva para el insomnio (TCC-I por sus siglas en inglés), los pacientes que todavía tienen síntomas después de esta terapia o aquellos que requieren un complemento temporal a la TCC -I.

Desarrollado por un grupo de trabajo de expertos y aprobado por la junta directiva de AASM, la guía se basó en una revisión sistemática de la literatura, metanálisis y evaluación de la evidencia utilizando la metodología GRADE. Anteriormente se había puesto a disposición del público un borrador de la guía. Aunque los síntomas transitorios del insomnio ocurren en 30 a 35% de la población, el síndrome clínico completo del desorden crónico del insomnio ocurre en el cerca de 10% de gente.

Se puede acceder a la página del artículo en el siguiente enlace: Guía Insomnio

Comunicación de los Farmacéuticos con los médicos para clarificar recetas

Farmacéutico Llamada
Un artículo publicado en Journal of American Pharmacists Association detalla los resultados de un estudio enfocado en 3 objetivos específicos:

1. Caracterizar el tipo y alcance de las comunicaciones de clarificación de recetas entre las farmacias comunitarias y las oficinas de los médicos
2. Describir las intervenciones realizadas por los farmacéuticos comunitarios
3. Determinar el plazo para aclarar las recetas antes de la dispensación.

Tuvieron una muestra de conveniencia parar un estudio transversal. Se estableció la investigación en 5 farmacias comunitarias independientes. Como participantes se incluyó Farmacéuticos y personal técnico de cada farmacia.

Las intervenciones por parte de los miembros del personal de la farmacia participantes en el estudio documentaron el tipo de intervenciones y la duración del tiempo para resolver las aclaraciones de la receta. Las principales medidas fueron número, tipo y razón de las intervenciones farmacéuticas para aclarar las recetas.

Se encontró que las prescripciones que requirieron aclaración con las oficinas de los médicos eran en su mayoría nuevas (n = 105; 74%) en comparación con las recetas de recarga (refill) (n = 36; 26%). Las prescripciones electrónicas (n = 51, 36%) requirieron clarificación con más frecuencia que otros tipos de prescripción. Las nuevas prescripciones transmitidas por prescripción electrónica requirieron comunicaciones desde farmacia hacia el médico 4 veces más frecuentes que las prescripciones enviadas por fax y casi 2 veces más que las prescripciones escritas. Las razones más frecuentes para las comunicaciones de la farmacia con el consultorio del médico fueron la aprobación previa de la autorización (n = 45; 32%) y falta de información sobre la prescripción (n = 22; 16%). Las resoluciones más frecuentes consistieron en dispensar una dosis diferente (n = 19; 11%) y fármaco diferente (n = 17; 10%). Al final del período de estudio, 30 (17%) casos de clarificación de la prescripción no estaban resueltos. La mayoría de los casos no resueltos implicaban autorizaciones previas.

Los contactos telefónicos de persona a persona tenían una tasa de resolución del 80% en comparación con una tasa de resolución del 55% para las comunicaciones por fax (P <0,001). El plazo para aclarar prescripciones varió de 6 minutos a más de 14 días. Se concluyó que los contactos telefónicos de persona a persona pueden ser más eficientes que las comunicaciones de fax para resolver las aclaraciones de las prescripciones, especialmente para las necesidades de información más complejas. Este estudio presta a los esfuerzos de mejora continua en la prescripción electrónica de interfaces con los sistemas de información de farmacia para reducir la carga de la aclaración de la prescripción.

El acceso a la página del artículo se tiene en el siguiente enlace: Artículo

Uso recreacional de antiretrovirales en pacientes con VIH

VIH 3

El uso de drogas recreativas se ha establecido como un factor de riesgo para la adquisición del VIH, y muchos pacientes encontrarán que la modificación del estilo de vida es difícil; sin embargo, pocas investigaciones han intentado evaluar el efecto del uso de drogas ilícitas en pacientes que viven con el VIH que reciben terapia antirretroviral altamente activa (TARGA).

Un artículo publicado en la revista BMJ Open describe el análisis realizado en los pacientes que recibían TARGA para determinar la prevalencia del consumo de drogas ilícitas. Los farmacéuticos clínicos aplicaron un cuestionario que incluía variables sociodemográficas, uso de fármacos en los últimos 12 meses, adherencia a la terapia antirretroviral y comportamiento sexual de alto riesgo. En total, 92 de 208 pacientes informaron que consumieron drogas durante el año anterior, y el 50% informó una interacción relevante con sus medicamentos.

Los investigadores identificaron patrones similares de consumo de drogas entre los pacientes que recibieron diferentes regímenes TARGA, lo que sugiere que los médicos no consideran el uso de drogas durante la selección de la terapia. Aunque se han identificado varios mecanismos, la mayoría de las interacciones se producen a través del sistema de citocromo P450 (CYP). Los inhibidores de la proteasa y los regímenes farmacocinéticos son inhibidores potentes del CYP que causan la acumulación de metabolitos medicinales y recreativos del fármaco.

Las combinaciones de drogas ilícitas con TARGA pueden causar daño a través de sobredosis de fármacos y al desalentar la adherencia a la medicación debido a la creencia de toxicidad interactiva. Se trata de un comportamiento de auto-manejo del paciente desinformado en el cual los pacientes anticipan, retrasan o pierden sus antivirales cuando usan drogas ilícitas. La adherencia a los medicamentos TARGA es esencial para la eficacia, pero los pacientes que usan drogas recreativas tienen más problemas con la adherencia. Se cree que los efectos sobre la adherencia son multifactoriales. Incluyen el deterioro de la memoria, la interrupción de las rutinas diarias y las dosis que faltan intencionalmente para evitar una posible interacción, ya sea que exista o no.

A pesar de la disparidad en la adherencia, más del 80% de los pacientes que informaron usar drogas recreativas tenían cargas virales indetectables. Esto cuestiona la afirmación de que el uso recreativo de drogas es perjudicial para la eficacia de TARGA. El consumo de drogas recreativas es especialmente alto en pacientes que reciben terapia antirretroviral y se asoció con una menor adherencia y prácticas sexuales de alto riesgo. Esto puede conducir a una mayor incidencia de fracaso terapéutico. Los médicos y farmacéuticos deben discutir el uso de drogas recreativas con sus pacientes de VIH que están siendo tratados para tratar cualquier preocupación y mitigar cualquier daño potencial.

El artículo se puede acceder en el siguiente enlace: Artículo

Riesgo inminente para los Farmacéuticos y la Atención Farmacéutica

Abismo
Por años se sigue planteando la oportunidad de los servicios de Dispensación y de modo más trascendente, Seguimiento Farmacoterapéutico. Para ello, sin duda, se necesita reformular las funciones entre el personal de las farmacias. Actualmente, los farmacéuticos asumen responsabilidades administrativas (en lo cual se va más del 80% de su tiempo). Cuando se plantea la posibilidad de cuidar a los pacientes, lógicamente no alcanza el tiempo.

Entonces, si vemos la realidad, tendremos una panorama de riesgo:

1. Farmacéuticos que no están presentes.
Mensaje a la sociedad: No interesa que los farmacéuticos estén presentes para que lo puedan atender.

2. Farmacéuticos que están presentes pero no tienen ninguna función clínica
Mensaje a la sociedad: No interesa que los farmacéuticos estén presentes para que lo puedan atender.

3. Farmacéuticos que están presentes y cuya función clínica no está registrada
Mensaje a la sociedad: No hacemos ninguna actividad clínica.

No esperemos perder más posiciones dentro del mercado, siendo relegados a ser solo nominales de Dirección Técnica en vez de actores clínicos. El ausentismo de los farmacéuticos en las farmacias es el punto de partida para mostrar cuan imprescindibles podemos ser.

VIH y Tabaquismo

Tabaquismo 2
Limitar el contenido de nicotina en los productos con tabaco puede reducir la dependencia y el uso general del tabaco, y puede reducir, finalmente, la morbilidad y la mortalidad; sin embargo, el éxito de tales medidas está limitado por las percepciones erróneas del público sobre la seguridad de la nicotina. Un estudio reciente en Addictive Behaviors muestra los resultados de investigar sobre el conocimiento del tabaquismo y la nicotina entre fumadores VIH positivos. Los actuales fumadores que viven con VIH completaron una encuesta en línea con respecto al consumo de tabaco y el conocimiento sobre el tabaquismo y la nicotina. De los encuestados, la mayoría tenían un grado de tabaquismo leve – definidos como aquellos que no fuman diariamente y la dependencia de la nicotina era baja.

Una mayoría de pacientes identificó correctamente los productos químicos en el humo del cigarrillo, y también reconoció la nicotina como el componente adictivo. El estudio demuestra que los esfuerzos de salud pública para educar a los consumidores sobre los peligros del tabaco están funcionando, como lo demuestra el número de respuestas correctas a su encuesta; sin embargo, la mayoría de los participantes identificaron incorrectamente la nicotina como la causa de los cánceres relacionados con el tabaco y otras morbilidades. La falta de diferenciación entre los efectos de la nicotina y el humo del tabaco en las campañas de salud pública puede ser la causa de esta confusión. La creencia de que la nicotina es el componente dañino puede tener repercusiones. Puede conducir a los fumadores a percibir que los productos con niveles reducidos de nicotina son seguros, crear una necesidad reducida de dejar de fumar entre los fumadores, o incluso animar a los ex fumadores a reanudar el hábito de fumar. Esta idea errónea puede incluso limitar el éxito de las políticas de reducción de la nicotina.

Debido a que la mayoría de las personas que viven con el VIH tienen contacto regular con el sistema médico, existe una amplia oportunidad para la detección y educación sobre dejar de fumar.

El artículo se puede encontrar en el siguiente enlace: Knowledge about nicotine among HIV-positive
smokers: Implications for tobacco regulatory science policy

Beneficios de dejar de fumar sobre la salud mental

Quit Smoking
Un estudio reciente publicado en Annals of Behavioral Medicine, detalla sobre el impacto positivo en la salud mental que se genera al dejar de fumar.

Los farmacéuticos tienen otra razón para promover el abandono del hábito de fumar, ya que los resultados de un nuevo estudio han indicado que los fumadores con depresión pueden aumentar su salud mental cambiando el hábito.

En el referido estudio, los investigadores señalaron que los pacientes con depresión que dejaron de fumar con éxito experimentaron mejoras notables en su salud mental en comparación con aquellos que continuaron fumando. Específicamente, casi dos tercios de los pacientes con depresión moderada o grave no reportaron síntomas mínimos o mínimos durante un seguimiento de un año. Los participantes también eran más propensos a permanecer libres de humo si regresaban a la clínica para las visitas repetidas.

Los autores del estudio señalaron, sin embargo, que los fumadores con depresión tenían menos probabilidades de dejar de fumar que aquellos sin la condición, lo que sugiere que los pacientes con problemas de salud mental pueden necesitar apoyo adicional para liberarse de su adicción.

Se puede acceder al estudio en el siguiente enlace: http://link.springer.com/article/10.1007/s12160-016-9869-6

Falta de detección de VIH y papel del farmacéutico

Mental y VIH
Se calcula que en los Estados Unidos el 16% de los 1,2 millones de personas con VIH no son conscientes de su infección. Un nuevo estudio revela una oportunidad perdida para la detección temprana del VIH y su tratamiento. Los hallazgos muestran que las personas con enfermedades mentales son más propensas a infectarse con el VIH que sus contrapartes saludables. Los pacientes que tienen enfermedades mentales, como el trastorno bipolar, la esquizofrenia y la depresión mayor, tienen hasta 15 veces más probabilidades de contraer el VIH. A pesar de estar en un riesgo más alto para el VIH, los pacientes con estas enfermedades mentales a menudo exhiben tasas de pruebas similares a las personas sin enfermedades mentales, lo que indica que más pruebas deben iniciarse para mejorar los resultados de los pacientes.

Los resultados se basan en un estudio que incluyó 56.895 pacientes de Medicaid en California entre las edades de 18 y 67, que estaban tomando medicamentos para tratar varias enfermedades mentales. Los investigadores concluyeron que el 6,7% de los pacientes recibieron pruebas de VIH, en comparación con el 5,2% de la población general del estado. Las personas con enfermedades mentales graves tienen índices más altos de comportamientos peligrosos que los ponen en riesgo de contraer la infección por el VIH, lo cual incluye practicar sexo sin protección con parejas VIH positivas y compañeros de estado de VIH desconocido, inyectando drogas, utilizando sustancias en el contexto de la actividad sexual y episodios de violencia sexual.

La mayoría de las personas que reciben servicios públicos de salud mental no fueron sometidas a pruebas de detección del VIH durante un período de un año. Los hallazgos del estudio sugieren una oportunidad perdida para la detección temprana del VIH en aquellos con enfermedades mentales severas, y los investigadores recomiendan que los administradores públicos de salud mental consideren las pruebas anuales de VIH para los pacientes. Los farmacéuticos pueden desempeñar un papel importante al proporcionar asesoramiento preventivo e instar a los pacientes que están siendo tratados por enfermedades mentales severas a recibir la prueba del VIH.

El acceso al artículo se tiene en el siguiente enlace: Estudio

Farmacéuticos y el manejo de las ETS

STP
Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) pueden ser destructores silenciosos. Los pacientes pueden estar, sin saber, propagando infecciones o tener miedo a discutir debido a su naturaleza sensible. Si no se tratan, las ETS pueden conducir al desarrollo de condiciones graves, como la enfermedad inflamatoria pélvica, la infertilidad y los embarazos ectópicos. Los análisis a partir de 2013 muestran una alta incidencia de pacientes con enfermedades de transmisión sexual, siendo las personas de 15 a 24 años las que constituyen casi la mitad de las infecciones recién adquiridas.

Otras poblaciones con mayor riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual incluyen las minorías raciales o étnicas, hombres consumidores de drogas intravenosas, personas con múltiples parejas sexuales, personas que no usan protección de barrera de manera consistente o correcta, cualquier persona biológicamente susceptible a la infección y aquellos que no tienen acceso a la atención de la salud.

Los objetivos de la terapia incluyen
(1) Cura bacteriana
(2) Eliminación de los síntomas clínicos
(3) Prevención de complicaciones
(4) Reducción de la transmisión.

Los farmacéuticos pueden desempeñar un papel fundamental en la reducción de la transmisión y aumentando la probabilidad de cura bacteriana a través del acompañamiento del paciente y asegurando una farmacoterapia apropiada. Más información sobre el abordaje de este enfermedad se puede revisar en el siguiente documento del CDC: Guía Tratamiento ETS

Actualización de Guías de Hipertensión Arterial 2017

Guía HTA 2017
El Colegio Americano de Médicos (ACP por sus siglas en Inglés) y la Academia Americana de Médicos de Familia (AAFP por sus siglas en Inglés) han publicado directrices actualizadas sobre hipertensión enfocadas en la presión arterial sistólica (SBP) para las personas > 60 años de edad. Las nuevas directrices establecen un umbral de tratamiento diagnóstico más flexible para adultos de riesgo medio y bajo.

El informe conjunto, publicado en Annals of Internal Medicine, esboza las recomendaciones clínicas basadas en la evidencia basadas en los beneficios y los daños de los objetivos de presión arterial más alta versus baja para los adultos mayores con hipertensión.

Las pautas recomiendan el inicio del tratamiento en adultos mayores de 60 años con presión arterial sistólica persistente igual o superior a 150 mm Hg para lograr una presión arterial sistólica objetivo inferior a 150 mm Hg. Esta recomendación recibió una calificación fuerte, con evidencia de alta calidad. El ACP y el AAFP también recomiendan que los clínicos inicien o intensifiquen el tratamiento farmacológico en adultos mayores con antecedentes de accidente cerebrovascular o ataque isquémico transitorio para lograr una presión sanguínea sistólica de menos de 140 mmHg. Esta recomendación tenía evidencia de calidad moderada, y fue calificada como débil. Se alienta también a los clínicos a considerar iniciar o intensificar el tratamiento farmacológico en algunos adultos mayores de 60 años de alto riesgo cardiovascular, de acuerdo con las guías, basándose en una evaluación individualizada para lograr una presión sanguínea sistólica de menos de 140 mmHg.

Se puede acceder al artículo en el siguiente enlace: Hipertensión

←Older